Mayckol Guaipe necesitó solo una semana para demostrar en la CanAm League  que su brazo está de vuelta. En el independiente circuito fue electo como el “Pitcher de la Semana”, tras ponchar a siete rivales, lograr una victoria y un salvado en apenas 2.2 entradas en las que dejó efectividad de 0.00.

“Gracias a Dios la lesión quedó en el olvido”, comentó Guaipe. “El año pasado tuve inconvenientes con mi comando. Pero gracias a Dios ya me siento bien de salud y con mis envíos”.

El lanzador de los Caribes de Anzoátegui en la pelota venezolana comentó que su buen momento se debe en parte a las sugerencias de su compañero de equipo en Venezuela, Richard Salazar, quien trabaja como coach de pitcheo con el Rockland Boulders.

“En Venezuela estuve conversando con Richard. El me dijo que estaba lanzando muy por debajo del brazo, que no estaba cargando lo suficiente… Sus consejos me ayudaron demasiado. Me ha ido muy bien y recuerdo que en el round robin en Venezuela estuve muy bien”, destacó el oriundo de Barcelona.

En sus cinco salidas en la Liga Independiente ha estado inmaculado, no ha permitido ni hit ni carreras, tampoco ha dado boletos. En 5.0 entradas suma ocho ponches y ha logrado tres rescates.

“Siempre salgo a dar lo mejor de mí. No me imaginaba que iba a ser el pitcher de la semana. Pero para gracias a Dios estoy trabajando duro. No hay enemigos pequeños. Puedo estar en una Liga Independiente o en el mejor del mundo, siempre voy a dar lo mejor. Sigo trabajando fuerte. Sé que puedo volver al mejor beisbol del mundo”, finalizó Guaipe.

Publicado en el diario Líder el 25/05/2017